suscríbete con RSS

escribe tu correo

26 may. 2017

¿cómo va mi año?

como-va-mi-año

recordarás que te dije que 2017 es mi año. y que tenía 5 objetivos y la intención de cumplirlos o descartarlos, y no sólo intentarlos. 

pues bien, transcurridos unos meses, creo que ha llegado el momento de revisarlos y ver en qué quedaron todos esos propósitos de año nuevo.

vamos a ver si he hecho algo de lo que pensaba y apruebo, o me han quedado todas para septiembre...¡glups!

1. organización. primero y principal. el caos invade mi casa y, por tanto, mi vida. tener todo por en medio entorpece la vida, hace los días menos productivos, no favorece el buen humor... vamos que voy a poner mi vida en orden sí o sí.

pues la primera en la frente. vamos, que me queda para septiembre, porque aunque tengo en mi poder claves de la magia del orden, y sé lo que tengo que hacer y cómo, aún no me he puesto.

diremos que he dado unos primeros pasos importantes, pero me queda el gran salto.

2. fotografía. dado que me paso la vida retratando a C y todo lo que le rodea, y que además me encanta probar recetas nuevas, veo necesario mejorar en el tema de las fotos, en general, y de fotografiar comida, en particular

a estrenar. así te lo digo. otra para septiembre. en este sentido no he avanzado nada de nada. pero no lo quito de la lista, que me queda medio año. y espero tener tiempo ahora que la hemos terminado con la reforma

3. decoración. como ya os he ido contando, estamos inmersos en el reto de construir un hogar desde cero, porque acabamos de comprar una casa la vamos a reformar entera. y eso implica decidir qué vas a querer estar viendo a diario durante muuuchos años. por eso, creo que es el momento de ponerme al día y conocer qué opciones tengo.    

éste lo he bordado, ¡aprobado con nota! :) he hecho un máster en tendencias, que pasa por salones, cocinas, suelos... vamos, que hasta me estoy aficionando un poco al tema... 

ya os iré enseñando cómo avanza la cosa, que cada vez parece más una casa..

4. escritura. de siempre me ha encantado leer, mucho. y también escribir. pero es más fácil hacer lo primero que lo segundo. más fácil o más cómodo... el caso es que quiero coger ritmo, me apetece contar cosas, siento que tengo cosas que contar. y no hablo sólo de este blog, que desde luego está siendo un buen comienzo.  

aquí tengo sentimientos encontrados. siento que sí he escrito bastante, porque has podido ver que te he ido contando todo en qué he andado todos estos meses. pero, por otro lado, quería haber dedicado más tiempo a escritura para mí, de esa que te desahoga y que no necesariamente quieres compartir. así que aprobado, pero justito

5. compromiso. con esta lista. empezarla y continuarla todo el año. cerrar si no todos los puntos, alguno. y si hay algo que veo que finalmente va a ser que no, sustituirlo por algo que sea que sí. 

pues esto como verás, también aprobado, que aquí estoy retratándome. 

y es que, ponerse propósitos y no volverlos a mirar, es para nada, ¿no crees? ¿tú has hecho tus deberes?

23 may. 2017

ideas para hacer empanadillas al horno



ideas-para-hacer-empanadillas-al-horno

cenar es lo que más hago en casa, pues las comidas me tocan fuera por el trabajo, así que me paso el día buscando nuevas recetas sanas, sencillas y ligeras, ¡y fáciles!

y aquí tengo una que ha sido un éxito para toda la familia, pues C no paraba de gritar "¡empanadillas, empanadillas!" mientras se las comía feliz.

os dejo las variantes que , de momento, hemos probado, ¡veréis qué bien!

empanadillas al horno de atún 

qué necesito
  • 1 paquete de obleas para empanadillas
  • 2 latas de atún en escabeche
  • Salsa de tomate o tomate frito de toda la vida, ya sea casero o de bote, el que tengas
  • 1 lata pequeña de aceitunas rellenas de anchoa
  • 2 huevos

cómo lo hago
  1. Cuece los huevos y, cuando enfríen, córtalos bien picaditos. 
  2. Pica también muy finas las aceitunas. 
  3. En un bol, mezcla el atún con los huevos y las aceitunas, y echa tomate al gusto. 
  4. Pon el horno a calentar, a 200º arriba y abajo.
  5. Cubre la bandeja de horno con papel para hornear.
  6. Saca las obleas de la nevera (no lo hagas antes, o se reblandecerán y se romperán), y extiende varias sobre la bandeja. 
  7. Pon una cuchara sopera colmada de la mezcla en el centro cada una. 
  8. Luego, las doblas y las cierras con los dedos o con un tenedor (cuidado de no pincharlas).
  9. Pon tantas empanadillas como necesites y quepan (en mi caso, fueron 12).
  10. Mete la bandeja en el horno 10-15 minutos (ya sabes, depende del horno)
  11. ¡Y a comer!
empanadillas al horno "mixtas"

qué necesito
  • 1 paquete de obleas para empanadillas
  • 1 paquete de jamón cocido en lonchas
  • 1 paquete de queso cheddar (o el que prefieras) en lonchas
  • Salsa de tomate o tomate frito de toda la vida, ya sea casero o de bote, el que tengas

cómo lo hago
  1. Pon el horno a calentar, a 200º arriba y abajo.
  2. Cubre la bandeja de horno con papel para hornear.
  3. Saca las obleas de la nevera (no lo hagas antes, o se reblandecerán y se romperán), y extiende varias sobre la bandeja. 
  4. Pon media loncha de jamón, media de queso encima y una cucharadita del tomate en el centro, 
  5. Luego, doblar, cerrar, al horno 10-15 minutos, ¡y a comer!
empanadillas al horno ibéricas

qué necesito
  • 1 paquete de obleas para empanadillas
  • lonchas de jamón serrano
  • queso viejo, en lonchas o cortado muy fino

cómo lo hago
  1. Pon el horno a calentar, a 200º arriba y abajo.
  2. Cubre la bandeja de horno con papel para hornear.
  3. Saca las obleas de la nevera (no lo hagas antes, o se reblandecerán y se romperán), y extiende varias sobre la bandeja. 
  4. Pon media unos trocitos de jamón y otros de queso en la empanadilla (al gusto)
  5. Luego, doblar, cerrar, al horno 10-15 minutos, ¡y a comer!

¿tienes alguna idea más?

21 may. 2017

7 recomendaciones para enfrentarte a una reforma integral


7-recomendaciones-para-enfrentarte-a-una-reforma-integral

tener que construir un hogar desde cero está siendo todo un reto para mi, pues no soy aficionada a la decoración, y al haber vivido siempre de alquiler, me he preocupado lo justo de muebles o electrodomésticos.

pero es verdad que ver cómo, poco a poco con la reforma, la cosa va tomando forma (de casa, en concreto), es una satisfacción.

como todo en la vida, nada como hacer algo por primera vez para aprender. así que, por si te sirve de ayuda, te cuento cómo lo haría sabiendo ahora lo que sé, qué repetiría y que no.

aquí tienes mis 7 recomendaciones para enfrentarte a una reforma integral.

1.pide presupuestos con tiempo y ten bien presente el que elijas finalmente, porque tendrá implícitas decisiones tomadas, aunque quizá no seas del todo consciente al principio.

por ejemplo, en mi caso, cuando me he planteado iluminación, resulta que en el presupuesto ya estaba detallada: puntos de luz aquí, aquí y aquí, de este tamaño... pero mi ignorancia de novata no lo había detectado.

no suele ser problema, porque irás revisando con el reformista cada partida que vayan a empezar antes, y siempre puedes cambiar de idea, aunque te pueda suponer un cambio de importe, claro.

2. aborda primero las decisiones que más van a impactar en la reforma: empieza por diseñar cómo serán cocina y salón. es fundamental tener claro cuanto antes si ambas estancias serán independientes, estarán comunicadas, o directamente formarán un todo.

porque si van a estar juntas, serán la pieza principal de la casa. y porque, serán las que más tardes en decidirte y las que más tardarán en traerte los muebles.

3. instalación eléctrica: puntos de luz, enchufes.. eso que parecen detallitos, resulta que hay que tenerlos claros al principio, porque es una de las primeras cosas que se preparan. así que trata de visualizar cómo vas a distribuir los muebles en todas las estancias lo antes posible.

con esto evitarás tener que andar luego con horribles alargaderas arruinando tu recién reformada casita.

4. mira mucho por internet, pero no te eternices. pregunta a tu reformista, amigos, vecinos, y céntrate en tiendas de confianza, con buena relación calidad/precio, y buen servicio post-venta (¡¡fundamental!!), que pinterest está lleno de maravillosas ideas. pero si no sabes dónde conseguirlas, o si te las puedes permitir, es tiempo perdido...

desde luego que compensa echar bastantes ratitos en la web, porque descubrirás tendencias (lo quieras o no, tendrás que reformar con lo que se lleva...) y aprenderás a saber lo que te gusta y lo que no, que no siempre se tiene tan claro.

pero en cuanto empieces a visualizar lo que quieres, acota la búsqueda a tu realidad.

5. visualiza siempre tu día a día en las ideas que te gusten. hay miles de estancias estéticamente preciosas, ¿pero son realmente lo que necesitas?

piensa que deben caber todos tus enseres, y hablo desde ropa, hasta utensilios de cocina, lo que tienes en el baño, los juguetes de los niños, etc. asegúrate de que te puedes mover cómodamente bien entre los muebles que pongas (que cuantos menos, mejor). imagínate viviendo allí.

6. no quieras hacerlo todo a la primera. deja cosas para cuando estés viviendo en tu nuevo entorno. ahí será cuando realmente veas lo que te falta. y es mejor eso, que darte cuenta de lo que te sobra...

puedes perfectamente empezar a vivir en la casa reformada sin tener mesas auxiliares en el salón, o una cómoda monísima en el dormitorio. compra primero sólo los muebles grandes (sofá, camas) y espera a estar allí y ver lo que realmente necesitas y dónde lo vas a ubicar.

7. asume que te equivocarás. porque sí, amigo, te recuerdo que eres humano, y que estás decidiendo muchas cosas sin verlas juntas hasta que estén terminadas. así que seguro que cuando todo termine y te sientes tranquilamente, pensarás: "esto no tenía que haberlo puesto así". de modo que vete haciendo a la idea desde el principio, y no te tortures.

y hasta aquí mis 7 recomendaciones para enfrentarte a una reforma integral, ¿alguna más que añadir?

18 may. 2017

su mundo

su-mundo

intentando meterle la camiseta del uniforme de la guarde ...
"¡qué cansina eres, mami!"

Coprights @ 2016, Blogger Templates Designed By Templateism | Templatelib