suscríbete con RSS

escribe tu correo

12 sept. 2017

primer día de colegio

primer-dia-de-colegio

LA ENTRADA

aunque tenía que haber sido el viernes, la fiebre nos lo impidió, así que fue ayer lunes su primer día de colegio

recuerdo cuando fue el mío. tengo en mi memoria la imagen de mis padres despidiéndose desde la puerta de la clase, y yo viéndoles sentadita en mi mesa. os contaba ayer mi primer recuerdo, éste es el segundo.

creo que yo estaba más nerviosa que ella. madrugar le costó, porque me parece que en eso ha salido a mi (de las poquitas cosas en que se me parece), pero luego todo fue rodado.

desayunó cereales, se puso su uniforme de mayores, su mochila.. ¡y al cole!

llegamos pronto y tuvimos que esperar un poco sentadas en la puerta. ahí ella se empezó a inquietar. revisó la mochila con su almuerzo ("mamá, me voy a comer ya el bocadillo, ¿vale?"), también la mochila que se queda allí con una muda, y empezó a decirme que me quería mucho y que me iba a pintar muchas fichas con corazones para mí.

y yo que soy más blanda que un suflé, pues aguantando lágrimas de emoción, claro. os diré que serán los años o la maternidad, pero la facilidad que antes tenía para contenerme es directamente proporcional a la que tengo ahora para derrumbarme. vamos, que he pasado de ser la dama de hierro a un mar de lágrimas. ¡qué cosas!

bueno, volviendo al cole, cuando abrieron la verja del patio y fuimos de la mano hacia las clases, empezaron a asomar algunos llantos... pánico, a ver si la mía, que iba relativamente segura, se me iba a desmoronar. "hija, mira aquello.." a ver si así no veía al niño-koala abrazado a la pierna de su madre...

y oye, ¡prueba superada! entró de la mano de un auxiliar, camino de su clase, sin mirar atrás. ¡olé!

y yo corriendo a subirme en una verja para cotillear por al ventana de su clase, pero claro, ya no era el primer día, y los profes habían aprendido.... persiana bajada. :(

LA SALIDA

ahí si estaba yo más preocupada, porque si realmente no le había gustado el cole, iba a ser una pesadilla...

cuando llegamos, estaban sentados en fila, con una corona de cartulina puesta :) y una gran carita de felicidad al vernos, nosotros con la baba a chorro... ¡así que un triunfo! nos dijeron que se había potado genial, que había comido perfecto... ay, qué descanso...


EN CASA

no te quiero contar cómo fue llegar a casa, sentarse en el sofá y decir "mamá, me voy a la cama" ¡nooooo! claro, es que esta primera semana, por algún motivo que ningún padre comprende, ¡no duermen siesta! la cabezada en el sofá fue inevitable, se desplomó literalmente... así que hubo tragedia luego al despertarle para la ducha... pero lo conseguimos. incluso cenó.. ¡y mucho!

cuando abrí la mochila para ver su agenda, estaba vacía. y ahí me di cuenta de que el cole no sólo va a ser un cambio para ella. en la guarde, estaba acostumbrada a saberlo todo de su día a día: qué como, si come bien, escapes, si ha desobedecido...

ahora ya, como veía venir, no será lo mismo, y me toca acostumbrarme. es raro, un sensación como de que se aleja de mi, de que empieza a tener una vida propia pero de verdad, no sólo de autonomía de movimiento.. ay, mi niña...


y hasta aquí el primer día de cole. ¿cómo fue el de tus hijos?



no te pierdas nada, ¡sígueme en   sígueme en Feedly !

2 comentario(s):

  1. la tuya viene de guardería, no?? porque al mío casi lo llevo arrastras.. jjajajja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues sí, se ha notado, ¿eh? la verdad es que eso ayuda muchísimo, no sé qué hubiera pasado si no.. pero me imagino llanto seguro.. ¡besos!

      Eliminar

Coprights @ 2016, Blogger Templates Designed By Templateism | Templatelib