suscríbete con RSS

escribe tu correo

21 may. 2017

7 recomendaciones para enfrentarte a una reforma integral


7-recomendaciones-para-enfrentarte-a-una-reforma-integral

tener que construir un hogar desde cero está siendo todo un reto para mi, pues no soy aficionada a la decoración, y al haber vivido siempre de alquiler, me he preocupado lo justo de muebles o electrodomésticos.

pero es verdad que ver cómo, poco a poco con la reforma, la cosa va tomando forma (de casa, en concreto), es una satisfacción.

como todo en la vida, nada como hacer algo por primera vez para aprender. así que, por si te sirve de ayuda, te cuento cómo lo haría sabiendo ahora lo que sé, qué repetiría y que no.

aquí tienes mis 7 recomendaciones para enfrentarte a una reforma integral.

1.pide presupuestos con tiempo y ten bien presente el que elijas finalmente, porque tendrá implícitas decisiones tomadas, aunque quizá no seas del todo consciente al principio.

por ejemplo, en mi caso, cuando me he planteado iluminación, resulta que en el presupuesto ya estaba detallada: puntos de luz aquí, aquí y aquí, de este tamaño... pero mi ignorancia de novata no lo había detectado.

no suele ser problema, porque irás revisando con el reformista cada partida que vayan a empezar antes, y siempre puedes cambiar de idea, aunque te pueda suponer un cambio de importe, claro.

2. aborda primero las decisiones que más van a impactar en la reforma: empieza por diseñar cómo serán cocina y salón. es fundamental tener claro cuanto antes si ambas estancias serán independientes, estarán comunicadas, o directamente formarán un todo.

porque si van a estar juntas, serán la pieza principal de la casa. y porque, serán las que más tardes en decidirte y las que más tardarán en traerte los muebles.

3. instalación eléctrica: puntos de luz, enchufes.. eso que parecen detallitos, resulta que hay que tenerlos claros al principio, porque es una de las primeras cosas que se preparan. así que trata de visualizar cómo vas a distribuir los muebles en todas las estancias lo antes posible.

con esto evitarás tener que andar luego con horribles alargaderas arruinando tu recién reformada casita.

4. mira mucho por internet, pero no te eternices. pregunta a tu reformista, amigos, vecinos, y céntrate en tiendas de confianza, con buena relación calidad/precio, y buen servicio post-venta (¡¡fundamental!!), que pinterest está lleno de maravillosas ideas. pero si no sabes dónde conseguirlas, o si te las puedes permitir, es tiempo perdido...

desde luego que compensa echar bastantes ratitos en la web, porque descubrirás tendencias (lo quieras o no, tendrás que reformar con lo que se lleva...) y aprenderás a saber lo que te gusta y lo que no, que no siempre se tiene tan claro.

pero en cuanto empieces a visualizar lo que quieres, acota la búsqueda a tu realidad.

5. visualiza siempre tu día a día en las ideas que te gusten. hay miles de estancias estéticamente preciosas, ¿pero son realmente lo que necesitas?

piensa que deben caber todos tus enseres, y hablo desde ropa, hasta utensilios de cocina, lo que tienes en el baño, los juguetes de los niños, etc. asegúrate de que te puedes mover cómodamente bien entre los muebles que pongas (que cuantos menos, mejor). imagínate viviendo allí.

6. no quieras hacerlo todo a la primera. deja cosas para cuando estés viviendo en tu nuevo entorno. ahí será cuando realmente veas lo que te falta. y es mejor eso, que darte cuenta de lo que te sobra...

puedes perfectamente empezar a vivir en la casa reformada sin tener mesas auxiliares en el salón, o una cómoda monísima en el dormitorio. compra primero sólo los muebles grandes (sofá, camas) y espera a estar allí y ver lo que realmente necesitas y dónde lo vas a ubicar.

7. asume que te equivocarás. porque sí, amigo, te recuerdo que eres humano, y que estás decidiendo muchas cosas sin verlas juntas hasta que estén terminadas. así que seguro que cuando todo termine y te sientes tranquilamente, pensarás: "esto no tenía que haberlo puesto así". de modo que vete haciendo a la idea desde el principio, y no te tortures.

y hasta aquí mis 7 recomendaciones para enfrentarte a una reforma integral, ¿alguna más que añadir?

Publicar un comentario

Coprights @ 2016, Blogger Templates Designed By Templateism | Templatelib