suscríbete con RSS

escribe tu correo

30 may. 2017

su mundo (03)

su-mundo

según se acaba de hacer 💩 encima...
"soy cochina no, lo siguiente" (y amplia sonrisa)

28 may. 2017

gracias por comentar

gracias-por-comentar

(foto de mr. wonderful)

hace diez años tenía un blog. cuando poca gente lo tenía y no había que ser mamá para lanzarse a este mundo ;)

hablaba no tanto de mi vida y lo que hacía en mi día a día, como de lo que pasaba por el mundo, o directamente lo que se me antojaba. otra tendencia que creo ha cambiado, porque al final los blogs de hoy son más de dejar que la gente sepa qué haces y cómo, que qué piensas y de qué. 

en él escribía y no necesitaba tener fotos en todas las entradas. ahora, ver un blog sólo con texto, parece imposible.

pero lo en lo que más se diferencia aquel blog de éste, es sin duda en los comentarios. en aquella época, recuerdo que te llegaban de cualquier lado, aunque fueran de una solo línea. ahora, estos saludos llegan a través de facebookinstagram y twitter, en forma de "me gusta", emoticonos o palabras. y me encanta también. pero echo de menos los comentarios de toda la vida. no lo puedo evitar.  

por eso, a todos aquellos que seguís conversando "por el método tradicional", quiero daros las gracias. porque de verdad que me hace mucha ilusión ver que tengo un comentario nuevo. y en más de una ocasión me ha ayudado a seguir adelante. 

yo intento hacerlo en los blogs que me gustan (bloglovin me ayuda con eso). porque siempre es bonito saber que hay alguien al otro lado

¡gracias!

26 may. 2017

¿cómo va mi año?

como-va-mi-año

recordarás que te dije que 2017 es mi año. y que tenía 5 objetivos y la intención de cumplirlos o descartarlos, y no sólo intentarlos. 

pues bien, transcurridos unos meses, creo que ha llegado el momento de revisarlos y ver en qué quedaron todos esos propósitos de año nuevo.

vamos a ver si he hecho algo de lo que pensaba y apruebo, o me han quedado todas para septiembre...¡glups!

1. organización. primero y principal. el caos invade mi casa y, por tanto, mi vida. tener todo por en medio entorpece la vida, hace los días menos productivos, no favorece el buen humor... vamos que voy a poner mi vida en orden sí o sí.

pues la primera en la frente. vamos, que me queda para septiembre, porque aunque tengo en mi poder claves de la magia del orden, y sé lo que tengo que hacer y cómo, aún no me he puesto.

diremos que he dado unos primeros pasos importantes, pero me queda el gran salto.

2. fotografía. dado que me paso la vida retratando a C y todo lo que le rodea, y que además me encanta probar recetas nuevas, veo necesario mejorar en el tema de las fotos, en general, y de fotografiar comida, en particular

a estrenar. así te lo digo. otra para septiembre. en este sentido no he avanzado nada de nada. pero no lo quito de la lista, que me queda medio año. y espero tener tiempo ahora que la hemos terminado con la reforma

3. decoración. como ya os he ido contando, estamos inmersos en el reto de construir un hogar desde cero, porque acabamos de comprar una casa la vamos a reformar entera. y eso implica decidir qué vas a querer estar viendo a diario durante muuuchos años. por eso, creo que es el momento de ponerme al día y conocer qué opciones tengo.    

éste lo he bordado, ¡aprobado con nota! :) he hecho un máster en tendencias, que pasa por salones, cocinas, suelos... vamos, que hasta me estoy aficionando un poco al tema... 

ya os iré enseñando cómo avanza la cosa, que cada vez parece más una casa..

4. escritura. de siempre me ha encantado leer, mucho. y también escribir. pero es más fácil hacer lo primero que lo segundo. más fácil o más cómodo... el caso es que quiero coger ritmo, me apetece contar cosas, siento que tengo cosas que contar. y no hablo sólo de este blog, que desde luego está siendo un buen comienzo.  

aquí tengo sentimientos encontrados. siento que sí he escrito bastante, porque has podido ver que te he ido contando todo en qué he andado todos estos meses. pero, por otro lado, quería haber dedicado más tiempo a escritura para mí, de esa que te desahoga y que no necesariamente quieres compartir. así que aprobado, pero justito

5. compromiso. con esta lista. empezarla y continuarla todo el año. cerrar si no todos los puntos, alguno. y si hay algo que veo que finalmente va a ser que no, sustituirlo por algo que sea que sí. 

pues esto como verás, también aprobado, que aquí estoy retratándome. 

y es que, ponerse propósitos y no volverlos a mirar, es para nada, ¿no crees? ¿tú has hecho tus deberes?

23 may. 2017

ideas para hacer empanadillas al horno



ideas-para-hacer-empanadillas-al-horno

cenar es lo que más hago en casa, pues las comidas me tocan fuera por el trabajo, así que me paso el día buscando nuevas recetas sanas, sencillas y ligeras, ¡y fáciles!

y aquí tengo una que ha sido un éxito para toda la familia, pues C no paraba de gritar "¡empanadillas, empanadillas!" mientras se las comía feliz.

os dejo las variantes que , de momento, hemos probado, ¡veréis qué bien!

empanadillas al horno de atún 

qué necesito
  • 1 paquete de obleas para empanadillas
  • 2 latas de atún en escabeche
  • Salsa de tomate o tomate frito de toda la vida, ya sea casero o de bote, el que tengas
  • 1 lata pequeña de aceitunas rellenas de anchoa
  • 2 huevos

cómo lo hago
  1. Cuece los huevos y, cuando enfríen, córtalos bien picaditos. 
  2. Pica también muy finas las aceitunas. 
  3. En un bol, mezcla el atún con los huevos y las aceitunas, y echa tomate al gusto. 
  4. Pon el horno a calentar, a 200º arriba y abajo.
  5. Cubre la bandeja de horno con papel para hornear.
  6. Saca las obleas de la nevera (no lo hagas antes, o se reblandecerán y se romperán), y extiende varias sobre la bandeja. 
  7. Pon una cuchara sopera colmada de la mezcla en el centro cada una. 
  8. Luego, las doblas y las cierras con los dedos o con un tenedor (cuidado de no pincharlas).
  9. Pon tantas empanadillas como necesites y quepan (en mi caso, fueron 12).
  10. Mete la bandeja en el horno 10-15 minutos (ya sabes, depende del horno)
  11. ¡Y a comer!
empanadillas al horno "mixtas"

qué necesito
  • 1 paquete de obleas para empanadillas
  • 1 paquete de jamón cocido en lonchas
  • 1 paquete de queso cheddar (o el que prefieras) en lonchas
  • Salsa de tomate o tomate frito de toda la vida, ya sea casero o de bote, el que tengas

cómo lo hago
  1. Pon el horno a calentar, a 200º arriba y abajo.
  2. Cubre la bandeja de horno con papel para hornear.
  3. Saca las obleas de la nevera (no lo hagas antes, o se reblandecerán y se romperán), y extiende varias sobre la bandeja. 
  4. Pon media loncha de jamón, media de queso encima y una cucharadita del tomate en el centro, 
  5. Luego, doblar, cerrar, al horno 10-15 minutos, ¡y a comer!
empanadillas al horno ibéricas

qué necesito
  • 1 paquete de obleas para empanadillas
  • lonchas de jamón serrano
  • queso viejo, en lonchas o cortado muy fino

cómo lo hago
  1. Pon el horno a calentar, a 200º arriba y abajo.
  2. Cubre la bandeja de horno con papel para hornear.
  3. Saca las obleas de la nevera (no lo hagas antes, o se reblandecerán y se romperán), y extiende varias sobre la bandeja. 
  4. Pon media unos trocitos de jamón y otros de queso en la empanadilla (al gusto)
  5. Luego, doblar, cerrar, al horno 10-15 minutos, ¡y a comer!

¿tienes alguna idea más?

21 may. 2017

7 recomendaciones para enfrentarte a una reforma integral


7-recomendaciones-para-enfrentarte-a-una-reforma-integral

tener que construir un hogar desde cero está siendo todo un reto para mi, pues no soy aficionada a la decoración, y al haber vivido siempre de alquiler, me he preocupado lo justo de muebles o electrodomésticos.

pero es verdad que ver cómo, poco a poco con la reforma, la cosa va tomando forma (de casa, en concreto), es una satisfacción.

como todo en la vida, nada como hacer algo por primera vez para aprender. así que, por si te sirve de ayuda, te cuento cómo lo haría sabiendo ahora lo que sé, qué repetiría y que no.

aquí tienes mis 7 recomendaciones para enfrentarte a una reforma integral.

1.pide presupuestos con tiempo y ten bien presente el que elijas finalmente, porque tendrá implícitas decisiones tomadas, aunque quizá no seas del todo consciente al principio.

por ejemplo, en mi caso, cuando me he planteado iluminación, resulta que en el presupuesto ya estaba detallada: puntos de luz aquí, aquí y aquí, de este tamaño... pero mi ignorancia de novata no lo había detectado.

no suele ser problema, porque irás revisando con el reformista cada partida que vayan a empezar antes, y siempre puedes cambiar de idea, aunque te pueda suponer un cambio de importe, claro.

2. aborda primero las decisiones que más van a impactar en la reforma: empieza por diseñar cómo serán cocina y salón. es fundamental tener claro cuanto antes si ambas estancias serán independientes, estarán comunicadas, o directamente formarán un todo.

porque si van a estar juntas, serán la pieza principal de la casa. y porque, serán las que más tardes en decidirte y las que más tardarán en traerte los muebles.

3. instalación eléctrica: puntos de luz, enchufes.. eso que parecen detallitos, resulta que hay que tenerlos claros al principio, porque es una de las primeras cosas que se preparan. así que trata de visualizar cómo vas a distribuir los muebles en todas las estancias lo antes posible.

con esto evitarás tener que andar luego con horribles alargaderas arruinando tu recién reformada casita.

4. mira mucho por internet, pero no te eternices. pregunta a tu reformista, amigos, vecinos, y céntrate en tiendas de confianza, con buena relación calidad/precio, y buen servicio post-venta (¡¡fundamental!!), que pinterest está lleno de maravillosas ideas. pero si no sabes dónde conseguirlas, o si te las puedes permitir, es tiempo perdido...

desde luego que compensa echar bastantes ratitos en la web, porque descubrirás tendencias (lo quieras o no, tendrás que reformar con lo que se lleva...) y aprenderás a saber lo que te gusta y lo que no, que no siempre se tiene tan claro.

pero en cuanto empieces a visualizar lo que quieres, acota la búsqueda a tu realidad.

5. visualiza siempre tu día a día en las ideas que te gusten. hay miles de estancias estéticamente preciosas, ¿pero son realmente lo que necesitas?

piensa que deben caber todos tus enseres, y hablo desde ropa, hasta utensilios de cocina, lo que tienes en el baño, los juguetes de los niños, etc. asegúrate de que te puedes mover cómodamente bien entre los muebles que pongas (que cuantos menos, mejor). imagínate viviendo allí.

6. no quieras hacerlo todo a la primera. deja cosas para cuando estés viviendo en tu nuevo entorno. ahí será cuando realmente veas lo que te falta. y es mejor eso, que darte cuenta de lo que te sobra...

puedes perfectamente empezar a vivir en la casa reformada sin tener mesas auxiliares en el salón, o una cómoda monísima en el dormitorio. compra primero sólo los muebles grandes (sofá, camas) y espera a estar allí y ver lo que realmente necesitas y dónde lo vas a ubicar.

7. asume que te equivocarás. porque sí, amigo, te recuerdo que eres humano, y que estás decidiendo muchas cosas sin verlas juntas hasta que estén terminadas. así que seguro que cuando todo termine y te sientes tranquilamente, pensarás: "esto no tenía que haberlo puesto así". de modo que vete haciendo a la idea desde el principio, y no te tortures.

y hasta aquí mis 7 recomendaciones para enfrentarte a una reforma integral, ¿alguna más que añadir?

18 may. 2017

16 may. 2017

consejos para afrontar la "operación pañal fuera"


operación-pañal-fuera

pues tras una semana, ya podemos decir que ¡hemos superado la operación pañal fuera!, ¡olé!

la verdad es que se ha dado mucho mejor de lo esperado.

la semana empezó de una manera, diremos que curiosa, como entre bastidores en un teatro, venga a cambiar de ropa a la artista cada rato... y lavadora va... barreño a mano viene.... ¡un no parar!

pero sólo fueron los dos primeros días, ¡el miércoles salió de la guarde con la misma ropa que había llevado por la mañana! no me lo podía creer.

así que desde media semana, la cosa comenzó a estar encauzada... a falta de las cacotas, que seguían siendo la asignatura pendiente, pero que tras un par de días más, ya estaban bajo control. 

¡estamos encantados! :)

aquí te cuento mi experiencia, y algunos consejos para afrontar la "operación pañal fuera":

  • fundamental: antes de empezar, debes tener claro que el niño está preparado. ¿y eso cómo lo sabes? pues porque ves que es consciente de cuándo hace pipí o popó, porque ya te lo dice, o te pide que le pongas el culito limpio.
  • ponerle en el orinal antes de empezar la "operación pañal fuera": que se vaya habituando a la nueva forma de funcionar. por cierto, que nosotros nos decantamos por el sillón BabyBjörn.
  • empezar con la llegada del buen tiempo: no vayas a dejarlo todo para el verano antes de empezar el cole, no sea que se complique la cosa y te pille el toro. por eso, primavera me parece que es el mejor momento. eso sí, pasada la semana santa, y festividades varias...
  • la semana que empieces, no hagas planes, al menos los primeros días. serán días de muda constante, lo que acarrea lavadoras, lavados a mano.. en fin, que mejor en casita y sin prisas...
  • si puedes, empieza el lunes y aprovecha la inercia de la guarde, que siempre le va a motivar verse como sus compañeros que ya no llevan pañal, y ver cómo se ponen contentos sus profes
  • el finde previo, deja todas las lavadoras tendidas. porque el lunes tendrás que poner una de urgencia con sus mudas... ¿es para tanto? como veas, en mis caso fueron 8 cambios...que si prefieres lavar a mano, ya es cuestión de gustos...
  • ¿número de mudas para el primer día? siendo realistas y prácticos, unas diez, compuestas de pantalón+braguita+calcetines... de verdad que parecen muchos, pero ya os digo que en nuestro primer día usamos ocho, y así te quitas estrés de no tener suficientes. ¿y cuántas meto en la mochila? en nuestro caso, fueron seis en la guarde... 
  • el resto de días, lo irás viendo, pero yo sigo metiendo un par, que nunca se sabe... y más si vas a estar mucho tiempo fuera de casa, que se dormirá la siesta, y puede haber sorpresas..
  • baños públicos: cuando salgas de casa, lleva muchas toallitas, para poder limpiarlos bien antes de usarlos. porque su tendencia es tocar todo.. ¡yo los dejo relucientes antes de usarlos!

tras el comentario de 9meses, actualizo el tema mudas, para que veáis que 10 no son tantas:
  • paquete de 10 braguitas de primark --> punto de partida básico, 5€ (si no, algo similar en h&m, c&a, la mercería del barrio... ¡donde tú encuentres ese pack de algodón todo-terreno!)
  • idem de calcetines
  • un recambio de calzado --> ambos han de ser lavables, los escapes a veces llegan a los pies..
  • el pantalón de la guarde --> que el primer día, no salió de casa...
  • mallas de verano de h&m --> 3x10€
  • vaqueros x3 --> los que lleva en todo el año, unos negros, otros azules y otros beis
  • mallas largas --> de invierno si quieres, pero que valen como 8ª y 9ª muda...
  • y para la última, ¡tiré de un pantaloncito de pana fina! hablamos ya del cmaibo que nunca harás, o harás en casa a la desesperada, que tiras de eso, pijama ¡o falda-pantalón que pilles! :)

el próximo paso, será quitarlo para dormir también... eso creo que sí será más para verano, veremos...

la verdad es que lo cuento, pero no termino de creerlo, ya sí que es mayor... ¿dónde está mi bebé?

en fin, ¿a tí cómo te fue esta etapa? ¿cuánto tardaste en quitárselo de noche?

agosto 2017.

1. fundamental cuando viajes, llevar el adaptador para wc

2. me parece que para quitarle el pañal de noche, aún nos queda.. así que hemos pasado a dormir con las braguitas-pañal y C está encantada (las de mercadona están genial calidad precio)



no te pierdas nada, ¡sígueme en ¡sígueme! !

9 may. 2017

premios o castigos


premios-o-castigos

¿es bueno castigar a los niños? ¿o basta sólo con regañarles? ¿o ni eso, y sólo premiar lo que hacen bien?

este es un tema en el que nunca me había parado a pensar tan en profundidad, y la verdad que le he estado dando unas cuantas vueltas. está claro que el debate está servido y que nadie tiene la verdad absoluta.

mi reflexión comenzó leyendo sobre qué hacer ante la rebeldía de los niños, pues la mía a sus 2 años y medio, es rebelde sin causa total.. entonces, encontré bastantes referencias a sistemas de premios que se basan 100% en el refuerzo del comportamiento positivo, y nada de castigos ni regañinas (palabra que me suena tan antigua, como entrañable). y pensé que, a mi entender, se dejan de lado una parte muy importante, como es decirle al niño lo que no debe hacer porque está mal.

además, por lo que he podido leer, casi siempre ese planteamiento se apoya en acciones más a medio/largo plazo, tipo ir reuniendo puntos (o caritas sonrientes, o pegatinas o como se quiera) que se convertirán al final del día o en el finde en algún tipo de premio. y creo que al final lo que se está transmitiendo es que hay que ser bueno para conseguir regalos. al menos es lo que me vino a la cabeza al momento, y de ahí que me decidiera a escribir sobre el tema, para ordenar mis pensamientos al respecto.

como decía, tengo que lidiar con una pequeña en plena rebeldía contra el mundo, y necesito acciones inmediatas. 

por eso, para mí es muy efectivo hacerle ver al momento cuando hace algo mal. la mayoría de las veces sabe que lo hace, porque suele ser reincidente y porque asocia patrones que da gusto... y con una reprimenda firme a tiempo, ella nota que estamos enfadados por lo que ha hecho. le decimos el porqué, y me doy cuenta de que se queda con las ideas, porque luego regaña a sus muñecas por lo mismo y les explica qué hacen mal... 

y si la cosa se complica, directa al rincón, sí.  pero no "al de pensar" sola durante rato, no.... a una esquina donde nos vea y entienda que estamos enfadados. y por no más de un par de minutos, que más tiempo con esa edad, me parece que es para nada. y funciona. si no es ella quien viene directamente a pedir perdón, le pregunto: "¿ya eres buena? ¿me pides perdón y seguimos jugando?". y ya volvemos a la calma y seguimos con lo que estuviéramos haciendo.

me da mucha penita reñirle o castigarle, pero los niños son niños, y a veces no son capaces de entenderlo todo, por mucho y bien que se les explique. y es normal, no tienen porqué. son niños. creo que a veces pecamos de creer que son adultos, y no. por lo que en ocasiones, me parece que el castigo es necesario para que aprendan. porque ellos no ven el peligro que nosotros sí. y, además, en la vida, no siempre podrán hacer lo que quieran o crean que está bien, tendrán que acatar normas. y cuanto antes lo aprendan, mejor. 

y cuando hace las cosas bien, ¡pues a decírselo al momento también, claro! cuando es buena, come solita estupendamente, recoge los juguetes para sacar otros, me ayuda con cualquier tarea (incluida la de vestirme ;)) u obedece y deja de trepar, entonces le digo que está haciéndolo genial, que estoy super contenta y orgullosa, y la sonrisa no le cabe en la carita

además, le explico que ser buena siempre tiene su premio precisamente porque todos estamos contentos. y ya según el momento y el día, pues tiene algo más de premio, ¡porqué no!, como poder ver dibujitos mientras cena (es superfan de los simpson... ¡le flipan!), o tener sorpresa de postre (por ejemplo, un huevo de chocolate).

de mi corta experiencia como madre, veo que de esta forma C está aprendiendo tanto a distinguir lo que está bien de lo que está mal, como a portarse bien porque sabe que así estamos contentos. y es que por lo que veo, es justamente vernos contentos lo que más le gusta. porque cuando sabe que lo ha hecho bien, lo primero que hace no es pedir su premio, sino preguntar "¿estás contenta, mamá"?

lo que está claro es que no todo puede ser aprender jugando, y que cada uno educa como entiende que es mejor para sus hijos, y no a todos nos va a funcionar el mismo método. 

¿cómo haces tú?

5 may. 2017

su mundo (01)


su-mundo


en el coche, camino de la guarde...
"papá, hay muchos baches, hay que ir despacito. como la canción."

Coprights @ 2016, Blogger Templates Designed By Templateism | Templatelib